14 diciembre 2010

Vestigia. Ludus suspectorum


Hace unas semanas, animado por mi querido Hermes, materialicé una idea que me rondaba por la cabeza desde el pasado mes de abril: preparar una edición en latín del popular juego de mesa CLUEDO para trabajar con mis alumnos en clase. La idea era sencilla: aprovechando la dinámica de preguntas y respuestas del juego, animar a los alumnos a hablar en latín entre ellos.

Lo primero fue preparar el léxico y las preguntas básicas, todo ello adaptado a los contenidos gramaticales de LLPSI hasta el cap. VII, antes de empezar con la 3ª declinación (*). Luego adapté las instrucciones del juego y, finalmente, me puse a la tarea de elaborar los componentes del juego: tablero, cartas y fichas. Para el primero, me sirvió la ilustración de una villa romana del libro 'Pompeya. La aventura de un mundo', editado en 1983 por Montena. En cuanto a las cartas, los personajes son, evidentemente, los protagonistas de LLPSI, con algunos cambios en los nombres y oficios. Las cartas de habitaciones y de armas están sacadas, principalmente, de 'Ecce Roma. De vita cottidiana Romanorum', Ravensburger, 1983.

Las fichas me dieron algún que otro problema, pues, al aumentar el número de personajes a 12 (frente a 6 en el juego original), no encontraba en el mercado ningún juego con fichas de tantos colores. Al final, me decidí por dos soluciones: preparé un juego con acuarelas de colores pegadas sobre fichas de damas y un segundo juego con ceras gruesas, a modo de pequeños obeliscos. Para las fichas de armas, imprimí los dibujos reducidos sobre fichas de damas.

En la imagen, un momento de la presentación del juego, en los Talleres de la VIII Jornada de Cultura Clásica de Sagunto, el pasado mes de noviembre.

El resultado final lo podéis a continuación. En el primer archivo encontramos las instrucciones y el vocabulario; en el segundo las cartas, incluyendo el reverso común a todas. Finalmente, encontraréis dos imágenes para imprimir en sendos A3, que componen el tablero de juego. Os recomiendo imprimirlas en una fotocopiadora a color y luego plastificarlas, al igual que las cartas.
Vestigia - instrucciones
Vestigia - cartas


 

(*) Para ello, me he tomado algunas licencias, como usar "prasinus" para el color verde (en lugar del término más usual, "viridis"), "chorda" por "funis" y "veteranus" en lugar de "miles". En la fraseología, también he procurado evitar construcciones aún no estudiadas por los alumnos, como la de acusativo + infinitivo, que no se estudia hasta el cap. IX.

A medida que vamos jugando, se nos van ocurriendo varios términos y expresiones para utilizar en el juego:

Juego:           lūsus, lūdus
Tramposo:    īnsidiōsus, dolōsus
Detective:     vestīgātor
Lugar del asesinato:  locus homicīdiī
Ficha (hoja) de jugador:  charta lūsōria

¡Baraja las cartas!:      chartulās cōnfunde!
¡Reparte las cartas!:    chartulās distribue!
¡Muéstrame la carta!:  chartulam mihi ostende!
¿Quién juega ahora?:   quis nunc lūdit?
¡Comienza a jugar!:     incipe lūdere!

¡Cuenta!:      numerā!
¡Adelante!:   porrō!
¡Avanza!:     prōcēde!
¡Haz una suposición!:  coniectūram fac!

Por supuesto, todas vuestras sugerencias serán bienvenidas a través de la opción de COMENTARIOS al post.

10 comentarios:

  1. Precioso. En cuanto pueda lo imprimo y a jugar con los chavales :D

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, otras dos expresiones útiles muy latinas y que harán reír a los alumnos:

    -Tuae sunt partes -otra forma de decir "tu turno"-

    -Porro! -¡adelante!-

    ResponderEliminar
  3. Una maravilla, Antonio, muchas gracias por compartirlo. En cuanto pueda, si me das tu permiso, me gustaría adaptarlo al griego clásico. Pronto veremos la casa y creo que sería muy interesante aprovechar este material.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué bonito! Es una excelente idea y seguro que el vocabulario se les queda muy bien.
    ¡Gran idea!

    ResponderEliminar
  5. ¡Podías haber elegido otra foto! En esa se me ve el cartón. Jajaja.

    Felicidades por la idea. Ya te contaré mi pequeña y humilde adaptación en clase.

    ResponderEliminar
  6. Enhorabuena, es un trabajo y una idea excelente. Muchas gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  7. Ayer lo imprimí, lo plastifiqué -con el tablero en dos láminas grandes, y hoy hemos estado jugando. Ha sido genial. Primero hemos trabajado un poco el vocabulario, y luego hemos jugado a la versión rápida -como tengo mucha experiencia con el cluedo jugando con mis sobrinos, ya me sé cómo jugar cuando no se tiene mucho tiempo-. Os explico cómo es la versión rápida por si a alguien le es útil.

    Se juega un máximo de 6 jugadores, si son más alumnos que vayan en equipos.

    Se meten las 3 cartas en el sobre y se dan otras 3 cartas a cada jugador. El resto de cartas se las queda el maestro -que no juega-. Los jugadores son "detectives", no se corresponden con ningún personaje y pueden empezar en la puerta que quieran -cada uno en una puerta-

    Se usan dos dados. Cada jugador tira y si puede entrar con la ficha en una habitación, puede hacer una conjetura preguntando a otro de los jugadores.

    No se usan las fichas de objeto, y da igual en que habitación se entre, la conjetura puede ser sobre cualquier objeto, habitación o sospechoso. Lo único que no está permitido es entrar dos veces seguidas en la misma habitación. Todo esto se hace para que el juego vaya más rápido.

    Al final de cada ronda el maestro revela 3 o cuatro cartas de las que él se ha quedado -cuanto más deprisa queramos que vaya el juego más cartas se revelan hasta quedarse sin cartas -es decir, ya solo quedan las 3 que hay en el sobre y las 3 que tiene cada alumno-.

    En unos 15-20 minutos los chicos ya deberían ser capaces de hacer acusaciones. Si vemos que quedan 5 minutos para acabar la clase y todavía nadie ha hecho acusación, que se arriesguen. Que apunten todos en un papel su nombre y la acusación, se recogen los papeles, y se ve si alguien ha acertado.

    Por cierto que los míos no han acertado hoy ninguno :D y eso que había un huevo kinder para el que lo lograse :P

    Muy importante es que el maestro hable siempre en latín y repita todo en latín, para que ellos poco a poco se vayan soltando y animando.

    Un gran invento, muchas gracias Antonio.

    ResponderEliminar
  8. Vaya, Antonio, después de estos años, todavía me sigues sorprendiendo! Yo me iría pensando en patentarlo no vaya a ser que te copien la idea. De todas formas, ya puestos a sugerir: ¿qué tal una especie de trivial del latín o algo así?

    ResponderEliminar
  9. Gracias por vuestros amables comentarios, queridos amigos. He dejado un juego completo en la Domus Baebia, en Sagunto, por si alguien tiene interés en verlo (y no le pilla muy lejos).

    ANA: no tienes que pedirme permiso en absoluto. Me alegra que te guste y la idea de hacer una versión en griego es estupenda. Si hay alguien que puede hacerlo esa eres tú.
    OLGA: en efecto, la mejor manera de aplicar el principio de "repetita iuvant" y no aburrir a los alumnos es plantear juegos de léxico y de fraseología como éste en clase.
    ISRA: ya me contarás lo de tu adaptación. En cuanto a la foto delatora, con el tiempo llegarás a no tener "ni un pelo de tonto" como yo.
    JUANJO: siguiendo la filosofía de la web 2.0, los profesores de Clásicas probablemente seamos los más acostumbrados a compartir recursos, espero que te sea útil en tus clases.
    IDE: muy buena idea lo de la versión rápida para agilizar el juego con grupos numerosos. Si ves que se puede aumentar el número de "frases tipo" adaptadas al nivel de los alumnos, no dudes en compartirlas. Por cierto, muchas gracias por la portada que me has enviado.
    LUIS: me alegra sorprenderte, pues creo que eso es lo que nunca deberíamos perder los profesores: la capacidad de sorprender a nuestros alumnos. En cuanto a patentar la idea, no creo que sea necesario, me basta con que mis compañeros y amigos puedan aprovecharla en clase. Lo del trivial puede ser un poco complicado, pero hay algunos juegos de cartas con los que estoy experimentando en clase. Ya veremos...

    ResponderEliminar
  10. El gran Sito Yelás ya hizo una versión griega -más apegada al original-. Por si os sirve de ayuda para la versión griega de este: http://griegoclasico.blogspot.com/2009/02/ficha-41-en-algun-lugar.html

    ResponderEliminar

Estoy firmemente convencido de que los comentarios en un blog son necesarios y, además, dicen mucho acerca del interés de los lectores por éste.
Por ello nunca he sido partidario de censurarlos ni borrarlos. No obstante, suscribo todas y cada una de las palabras de Jordi Adell: "Sobre los comentarios en este blog".